Hace 25 años nacía Escuadrón Q, una banda de rock latino que esquivó el éxito en los noventa pero que, desde el under, supo cautivar a sus seguidores. Con el tiempo dejaron de tocar, pero hace poco volvieron a juntarse y este 20 de noviembre, en La Trastienda, festejan dicho aniversario con un show que tendrá más de 20 músicos en escena.

Uno de los fans del grupo, y artífice fundamental de su regreso, es nada menos que Patricio Toranzo, quien de niño asistía a sus ensayos y recitales, ya que su padre, Carlos, era el mánager.

Creció viéndolos como sus ídolos, pero cuando se dedicó al fútbol, la relación se fue disipando. Hasta que, hace no muchos meses, el destino volvió a juntar al Pato con Fabián Volpe, voz y líder de la banda. Comieron un asado y fue el propio Toranzo el que lo convenció de formar nuevamente Escuadrón Q.

Al otro día, la idea de celebrar los 25 años ya estaba en marcha. El terrible accidente que sufrió el futbolista en Venezuela, junto al plantel de Huracán, no hizo más que fortalecer el vínculo con el grupo, que hasta les dedicó un tema a él y a su mujer, Tamara Alves, llamado “Pequeño Dios”. Será uno de los muchos que presentarán el 20 en La Trastienda, como “La chica más linda del barrio”, el corte de difusión. El rock latino de Escuadrón Q está de vuelta, para alegría de Toranzo y de muchos más.